02 abril 2008

LA FUNCION DEL ARBITRO I

Las Leyes del Ajedrez FIDE define claramente el rol que debe cumplir un árbitro durante el desarrollo de una competencia de ajedrez.

En el Prefacio de dichas Leyes, se confía en la capacidad de cada árbitro para tomar correctas decisiones en todos los casos, aún si no están claramente tipificados:

Las Leyes del Ajedrez no pueden cubrir todas las posibles situaciones que puedan surgir durante un juego, ni pueden regular todas las cuestiones administrativas.

En los casos que no estén precisamente regulados por un Artículo de las Leyes, será posible alcanzar una decisión correcta por el estudio de situaciones análogas, las cuales están discutidas en las Leyes.

Las Leyes asumen que los árbitros tienen la competencia necesaria, sano juicio y absoluta objetividad
.

Detallar demasiado una regla puede privar al árbitro de su libertad de juicio y así impedir que él llegue a descubrir la solución a un problema dictaminando por medio de justicia, lógica y factores especiales.
La FIDE pide a todos los ajedrecistas y federaciones aceptar estos puntos de vista.
Una federación miembro es libre de introducir más detalles a las reglas, estipulando ellas:
• no tendrán conflicto de ningún modo con las oficiales Leyes del Ajedrez de la FIDE.
• estarán limitadas al territorio de la federación en cuestión; y
• no serán válidas para ningún match FIDE, campeonato o evento clasificatorio, o para título o rating FIDE.

Posteriormente en el cuerpo de las Leyes, hay un artículo, el número 13 enteramente dedicado al rol del árbitro en la competencia:

Artículo 13: La función del árbitro (ver Prefacio).

13.1. El árbitro velará por el estricto cumplimiento de las Leyes del Ajedrez.

13.2. El árbitro actuará en el mejor interés de la competencia. Asegurará que se mantenga un buen ambiente de juego y que los jugadores no sean molestados. También supervisará el desarrollo de la competencia.

13.3. El árbitro presenciará las partidas, especialmente cuando los jugadores estén apurados de tiempo, hará cumplir las decisiones que tome e impondrá sanciones a los jugadores cuando corresponda.

13.4. Las sanciones que el árbitro puede imponer incluyen:
a. una advertencia;
b. incremento en el tiempo restante del rival del infractor,
c. reducción en el tiempo restante del infractor,
d. declarar la partida perdida,
e. reduciendo los puntos anotados en un juego por parte de la parte ofensora,
f. incremento en los puntos anotados en una partida por el oponente al máximo disponible por el juego,
g. expulsión del evento.

13.5. El árbitro puede adjudicar un tiempo adicional, a uno ó a ambos jugadores, ante eventuales molestias externas a la partida.

13.6. El árbitro no debe intervenir en la partida excepto en los casos descritos por la Leyes del Ajedrez. El no indicará el número de jugadas realizadas, excepto en caso de aplicación del Artículo 8.5, cuando al menos uno de los jugadores ha usado todo su tiempo. El árbitro se abstendrá de informar a un jugador que su rival ha completado una jugada.

13.7. Los espectadores y jugadores de otras partidas no pueden hablar ni interferir de manera alguna en una partida. Si es necesario, el árbitro puede expulsar a los infractores de la sala de juego.

No hay comentarios: